Reparar tarima flotante

Reparar tarima flotante

La tarima flotante es un revestimiento de madera natural o de materiales sintéticos que imitan su apariencia. Su hoja es lamina es bastante fina, pegada y prensada a una base de madera procesada, como compensado o aglomerado, por ejemplo.

tarima flotanteEste tipo de suelo es muy utilizado en los hogares debido a la facilidad de mantenimiento e instalación. Puede ser aplicado directamente al pavimento antiguo, desde que esté bien nivelado, sin necesidad de calvos o tornillos.

Por esta razón es llamado “flotante”, una vez que las tarimas son colocadas sobre una manta de separación y presas por encajes tipo de macho/hembra.

Pese a que cuente con innumerables ventajas, las tarimas flotantes tienen baja durabilidad si comparadas a otros tipos de suelo. Es normal que con el tiempo, la tarima pierda sus características naturales y empiece a presentar imperfecciones, como tablas sueltas o ruidos huecos al pisar.

Los arañazos o grietas provocados por el cambio de muebles, mascotas o zapatos de tacones es habitual en viviendas con este tipo de revestimiento. Las tarimas expuestas a sol constantemente o ubicadas en locales con mucha humedad también suelen presentar problemas.

La buena noticia es que es posible reparar tarima flotante sin grandes complicaciones. Si en tu vivienda detectaste algunas zonas de la tarima con imperfecciones, daños, arañazos y demás. Puedes proceder a la restauración de forma sencilla: primeramente lija la zona afectada suavemente.

Reparar tarima

Limpia los vestigios de madera y aplica con la ayuda de una pequeña espátula, una cera de madera común, comprada en supermercados, del color de tu suelo. Deja secar por algunas horas, retira los excesos, vuelve a lijar para obtener una superficie lisa y el problema debería estar resuelto.

Arreglar tarimaEn relación a las tablas sueltas, el problema normalmente surge de humedad o exceso de calor, haciendo que las tablas dilaten y cambien de forma. En estos casos, lo primero que debes hacer es encontrar la fuente del problema y solucionarla, sea infiltraciones de agua o problemas con tu calefacción.

Una vez que hayas resuelto la raíz del problema, basta cambiar la tabla antigua por una nueva. El único inconveniente es que la apariencia de la nueva tarima contrastará con el desgaste de tu suelo instalado.

cuidados tarima flotante

En cualquier caso, la mejor forma de evitar este tipo de restauración es cuidando y manteniendo la tarima flotante de tu piso en perfectas condiciones. La limpieza debe ser realizada con productos específicos para madera. Proteja las patas de tus muebles con fieltro para evitar arañazos y daños.

Si has realizado todos estos pasos y no lo has conseguido o no quieres correr el riego mejor solicita presupuestos de reparación a profesionales del sector.

2 pensamientos en “Reparar tarima flotante

Deja un comentario