La falacia de alguna competencia.

berrea

El progreso existe porque, desde el principio, ha habido competencia en el reino animal. No he olvidado nunca un viaje de estudios en el que fuimos a buscar fósiles, que luego vendíamos, a un cigarral toledano. Era la  época de la berrea. Los ciervos berreaban, y de qué forma, con la esperanza de impresionar a las ciervas, en celo. Como aquello no parecía suficiente prueba de hombría, se liaban más tarde a mamporros testuz contra testuz. Eso es competencia en el mundo animal. Suele ganar el más fuerte, pero no siempre.

Con frecuencia berreaba más alguno que, luego, no tenía los redaños ni la resistencia para aguantar los embates de las nuevas generaciones que se presentaban con recursos nuevos a desbancar a los machos caducos y de edad.

Redformas es el bebé, el recién llegado. Lo que la lírica inglesa ha llamado “the new kid in town” Se ha presentado a la berrea con armas humildes, pero sinceras. Ha descubierto a alguno de los machos viejos berreando sus virtudes de super machote: “tengo los cuernos más grandes; tengo más profesionales que tú, más que ninguno. ¡Tantos que incluso algunos hasta los tengo dos veces!”

Otros berrean: tú págame cuotas fijas, que yo te daré montañas y montañas de obras y proyectos. Tantos que, como te vas a pasar el día preparando presupuestos no te dará tiempo a ejecutar ninguno de ellos. Pero así justifico eso que me has pagado por adelantado.

Otros berrean: tengo todas estas obras y proyectos. Toma los teléfonos. Toma las direcciones. ¡Pobre hembra incauta!. No todos existen. Algunos números no parecen funcionar. Algunas de las obras parecen un punto ficticias.

Redformas modera las obras para asegurar el interés de las mismas para nuestros profesionales. Nuestra competencia, no.

Redformas no pide cuotas fijas, ni mensualidades, ni aportación periódica de clase alguna. Paga solo por lo que utilizas. Nuestra competencia, no.

Redformas está formada en exclusiva por profesionales de la arquitectura o la ingeniería con años de experiencia en la obra física. En tu propio terreno. Subcontrata el resto de actividad. Nuestra competencia, no.

Redformas tiene un versión para SmartPhone única en el sector. Facilitamos así la vida a nuestros profesionales que no necesitan conectarse a un PC para poder interesarse por aquellas obras que encajen con sus necesidades profesionales y geográficas. Respetamos su tiempo. Nuestra competencia, no.

Pero berrean alto y claro haciendo creer a las hembras que aún copan el mercado; que aún conservan sus viejas glorias y gónadas en perfecto estado. Competencia falaz. Al final, se impondrá la lógica y honestidad de una juventud y sangre nueva, imprescindible para garantizar un servicio de calidad a un sector en un momento de enorme dificultad.

 

Deja un comentario