Reformas para una casa antigua

Reformas de casas antiguas

Hay muchos motivos para pensar en hacer reformas en casas antiguas, varios son los casos donde nos encontramos que hemos heredado el hogar de nuestros abuelos o de nuestros padres, casas que llevan muchos años construidas y que necesitan un cambio urgente. O quizás, por el contrario, hemos decidido comprar una casa antigua porque era más económica y así poder hacer la reforma de la casa a nuestro antojo. Sea cual fuera la situación, lo que está claro es que con el paso del tiempo, las casas sufren de distintos deteriores que son necesarios modificar, y para ello hacer reformas si queremos seguir viviendo allí en condiciones dignas.

Reformas de casas antiguas
En los tiempos que corren, es muy común encontrar que la moda “vintage” , esa moda donde lo antiguo está otra vez en auge acapara todos los estilos decorativos, pero poco tiene que ver el tener una casa decorada de forma antigua o mantener partes antiguas con hacer unas reformas con el fin de mejorarla y modificarla en su base.

Hacer reformas en una casa antigua y traerla a la modernidad implica producir una modificación en el edificio sin tener que recurrir a su destrucción total. Esta modificación puede ser: generar una extensión, una remodelación de alguna habitación, pared, fachada, hacer una restauración, cambiar alguna parte o asignarle una re-funcionalización.

Dependiendo de lo que estemos buscando realizar con la reforma nos convendrá una u otra cosa. Algunas casas antiguas, sirviendo del tipo de arquitectura que posean, suelen tener varias plantas y por lo general es ello lo que hace que la casa se divida por función: zonas para compartir con las visitas, zonas de privacidad, y zonas de relajación, además de jardines y patios internos y traseros.

Reformas de casas antiguas

 

En primer lugar sera conveniente ponernos en manos de técnicos (Arquitecto o Arquitecto técnico) para que valoren el estado de la estructura principal, y las posibles consecuencias que afectarían a un cambio en su distribución, peso y equilibrio, a fin de no alterar su morfología estructural y el estado de los elementos estructurales básicos, cimentación, pilares, muros de carga, vigas, forjados, cubiertas…etc.

Por norma general, los materiales que se utilizaban en las casas antiguas son de mucho mayor calidad que los materiales que se usan en la actualidad, con lo cual, durante la reforma habrá que tener cuidado de intentar salvar o recuperar gran parte de estos materiales, salvo que lo hagamos a conciencia buscando algún otro resultado. En cuanto a la decoración posterior a la reforma de casa, es recomendable tener un plan general, anterior a la visita del arquitecto, y ser lo más detallista posible para así, aportar ideas y soluciones.
Para generar una reforma en una casa antigua, también se aconseja averiguar la mayor cantidad de costos y precios posibles en cuanto a los profesionales que serán necesarios. Estas reformas suelen seer costosas. Una vez obtenido un promedio de ello, es bueno tener de mano derecha un arquitecto y un contratista, ya que así podremos tomar decisiones generales y él se encargará detalladamente de lo que haga falta para que nuestra reforma en casa quede lo mejor posible.

Deja un comentario