Reformar una casa, cuando debo de hacerlo

Reformar una casa

A la hora de reformar una casa son muchas las dudas que surgen, sobre todo cuándo decidir cual es el momento ideal para llevarla a cabo y cuánto cuesta reformar una casa. Los materiales, la mano de obra, los elementos de decoración, etc pueden llegar a generar bastante estrés en aquellos que no saben por dónde empezar y si realmente hacen bien o no en reformar su hogar.

Reformar una casa

El hecho es que pueden ser muchos los motivos que lleven a una persona a querer reformar una casa. En primer lugar, es evidente que cuando se están viviendo situaciones de humedad, problemas en el techo, en los suelos o en cualquier habitación, es momento de hacer una inversión y contratar a un profesional de reformas de casas. En esos casos no hay más solución que hacer las reformas, ya que no se trata de un capricho sino del bienestar de quienes viven allí.

Sin embargo, puede que desees ampliar algún espacio, cambiar una habitación, la cocina o el baño porque está por llegar un nuevo integrante a la familia o simplemente porque deseas hacer un cambio radical. Aquí, al reformar una casa, los parámetros son muy distintos al caso anterior, porque no se hacen los cambios por un problema interno, sino que se hacen por un gusto personal, y con un dinero que se desea invertir.

Reformar una casa

El cuánto cuesta reformar una casa, lógicamente dependerá de muchos factores pero por ejemplo, reformar un baño entero puede costar entre 3 mil y 4 mil euros, en este enlace les dejamos un ejemplo, dependiendo de los ajustes y la elección de materiales que se haga.

Las empresas de reformas de casas suelen ofrecer distintos planes adaptados a cada presupuesto para que nadie se quede sin la posibilidad de hacer cambios. Otra opción más económica, es hacer las reformas de casa usted mismo. En este caso solo hará falta invertir en los materiales, aunque en vez de dinero, aquí la inversión será de tiempo.

Aún así, es bueno también tener en cuenta las estaciones del año. Si se desea reformar una casa para combatir el frío y climatizar la vivienda, evidentemente habrá que aprovechar el verano para ello. Es recomendable también evitar las épocas de lluvias, sobre todo si la reforma implica las terrazas, las ventanas o cualquier otro elemento que afecte de manera directa a  la impermeabilización de la vivienda, también por el material que haya que transportar de un lugar a otro y el acopio del material si debe descansar en el exterior de la casa para que no sufra contratiempos. .

Otro factor a tener en cuenta es la limpieza de la casa y lo molesto que puede ser hacer reformas de casas con personas viviendo dentro. Las vacaciones podrían ser un momento ideal para hacer cambios, para que se pueda trabajar más tranquilo y sin molestar a nadie.

Deja un comentario