Consejos para ahorrar en tu comunidad de vecinos

Consejos para ahorrar en tu comunidad de vecinos

Los gastos comunes de agua y energía eléctrica entre los propietarios y vecinos de una comunidad pueden corresponder a un porcentaje equivalente a más de la mitad los gastos mensuales totales. Es un valor exorbitante y que podría ser reducido drásticamente si todos los miembros de dicha comunidad tuviesen en cuenta que los sistemas centralizados también gastan y pese a ofrecer innúmeros beneficios si comparados con los sistemas individuales, también se suman a la factura final.

Se puede ahorrar bastante en el consumo de agua caliente en la comunidad debe vecinos con algunos consejos sencillos que muchas veces pasan desapercibidos. La temperatura del agua que llega a las viviendas debe variar entre 30-35 grados centígrados. Verifica también si las temperaturas de salida y llegada son distintas, podría ser necesario hacer una revisión de las instalaciones.

Incentiva los vecinos a utilizar alcachofas de ducha de bajo consumo que ayudan a reducir el consumo de agua y consecuentemente el consumo de energía total.

Comunidad de vecinos

Si tu comunidad de vecinos tiene consciencia ecológica, es posible cogitar la idea de la instalación de placas solares; utilizar la energía solar para calentar parcialmente el agua, lo que exigirá menos de la instalación eléctrica principal.

Las lámparas de la comunidad deben ser cambiadas por modelos de bajo consumo. Este tipo de lámparas son bastante más durables que las convencionales, además de proporcionar un ahorro energético de aproximadamente 80%, una cuantía para tener en cuenta.

La limpieza de estas lámparas también es muy importante para su mantenimiento y rendimiento. La suciedad también puede provocar perdida de la eficiencia de la lámpara.

Ahorro energia ascensores

Los gastos con ascensores en tu comunidad también pueden suponer gastos extras importantes en el valor final. Una de las formas más sencillas es concientizar los vecinos a utilizar las escaleras, sobre todo aquellos que viven en las primeras plantas. Distribuir folletos sobre los beneficios de los ejercicios físicos sumados al ahorro energético puede acabar convencer a muchos de ellos.

Informa a la comunidad de vecinos de la importancia de no llamar varios ascensores al mismo tiempo, esto acaba gastando energía de forma desnecesaria, una vez que solo utilizará el que llega primero.

Es muy importante que conozcas los principales desperdicios de tu comunidad de vecinos para que puedas encontrar buenas alternativas de ahorro, tanto en agua como en luz. Con un poco de esfuerzo de cada miembro de este vecindario, seguramente podrás sentir los resultados en poco tiempo, sobre todo en tu bolsillo.

Deja un comentario