Ahorra energía con el Aire acondicionado

Ahorrar en reformas de baños

Alivio para los días mas cálidos de verano, el aire acondicionado también puede ser la peor pesadilla de los meses calurosos. En algunos casos, la utilización de aire acondicionado puede suponer alrededor de 45% del consumo de energía eléctrica de una vivienda en verano. Un incremento bastante significativo en tu factura, capaz de hacerte sudar más que los 45-50 grados.

La buena noticia es que, con algunas medidas sencillas, es posible reducir este consumo y ahorrar energía con el Aire acondicionado en hasta un 30%.

Ahorra energía con el Aire acondicionado

Al comprar un aire acondicionado nuevo, asegúrate que cuenta con sello de eficiencia energética y prefiera modelos con recursos ecológicos de ahorro de energía, como temporizador para que el aparato se apague solo, por ejemplo.

eficiencia energetica

En el momento de la instalación del aire acondicionado, evita fijar el aire acondicionado en locales muy calientes, próximo a aparatos eléctricos o donde haya mucha incidencia solar. Estas situaciones obligan el aparato a esforzarse más de lo necesario, lo que acaba gastando más energía. Evita también instalarlo cerca de cortinas, divisores, muebles o cantos de la pared.

El ambiente también debe permanecer con puertas y ventanas cerradas para evitar el sobreesfuerzo del aparato para mantener la estabilidad térmica.

aire-acondicionado

La altura del aire acondicionado es importante, debe ser instalado de manera que el flujo de aire esté paralelo a la zona de mayores dimensiones del ambiente, así el aire circulará mejor y trabajará menos para mantener la temperatura constante. Es importante también que la salida del aire no moleste las personas, cuanto más alto mejor.

Una vez comprado e instalado el aire acondicionado, deberás seguir unas tareas de mantenimiento para que el aparato pueda funcionar correctamente y ahorrar energía.

ahorro energia aire acondicionado

Los filtros deben estar siempre limpios, la suciedad impide la circulación del aire, lo que obliga el aparato a dar más de sí, lo que consecuentemente consume más.

Aprenda a regular tu termostato a una temperatura agradable, este bienestar es proporcionado por la temperatura y humedad, lo que significa que ni siempre el frío máximo es la mejor opción.

Apaga completamente el aire acondicionado cuando te ausentes del ambiente o cuando haya alcanzado la temperatura deseada.

Seguir estas instrucciones permite un uso consciente del aparato, un ahorro de energía interesante y alarga bastante la vida útil del electrodoméstico.

Deja un comentario